Ambientada en una época convulsa y llena de sueños, donde el comunismo se presentaba como un monstruo de mil pies y la cultura hippie se apoderaba de la sociedad juvenil, unos muchachos costarricenses se lanzan a hacer rock.

Esta es parte de la trama de la nueva novela de Vernor Muñoz, Neblina Púrpura (Editorial Uruk, 2017), una novedad literaria que relata las vivencias y la escena rockera de finales de los sesenta y los años 70 en Costa Rica.

Oscar Castillo, editor (de pie) y Vernor Muñoz (sentado)
Oscar Castillo, editor (de pie) y Vernor Muñoz (sentado)

Cargada de imágenes sensoriales, el lector se perderá entre la psicodelia y el conocimiento de grupos de rock que hoy gracias a la novela de Vernor las nuevas generaciones podemos conocer.

Pero es el propio escritor que a razón de la presentación de su libro el martes 26 de setiembre, en el clásico capitalino bar El Cuartel de la Boca del Monte, lugar donde el rock nacional tuvo sus grandes momentos y que se convierte en el escenario para realizarle algunas preguntas:

¿De qué trata Neblina Púrpura?

Presentación musical a cargo de Álvaro Fernández, que sacó un disco en 1976: "Compadre"
Presentación musical a cargo de Álvaro Fernández, que sacó un disco en 1976: “Compadre”

Es interesante que tu novela resalta esa época del rock nacional, pues hay poca información.

¿Por qué le pones el nombre de Neblina Púrpura?

 

 

Vernor Muñoz - Neblina Púrpura
Vernor Muñoz – Portada Neblina Púrpura

 

Vernor Muñoz a la izquierda, Zulay Soto, pintora costarricense, ex-directora del Museo de Jade, y productora de eventos de rock psicodélico entre 1968 y 1972. Fo León, Gestor Cultural e investigador, a la derecha.
Vernor Muñoz a la izquierda, Zulay Soto, pintora costarricense, ex-directora del Museo de Jade, y productora de eventos de rock psicodélico entre 1968 y 1972. Fo León, Gestor Cultural e investigador, a la derecha.
José Ricardo Carballo - Bajo su propio riesgo