Cine Ikariano En Portada Vicisitudes

Distopia y Eutopía: La Mujer Maravilla del Profesor Marston y Defred

“El hecho de que hasta la actualidad todas las sociedades humanas en el pasado conocido hayan sido sexistas no es razón para adjudicar tal hecho

a la naturaleza humana,

o para pensar que necesariamente así serán las sociedades futuras”

Harris, Caníbales y reyes: los orígenes de las culturas, 1977: 82

 

Muy recientemente, terminé de ver la primer temporada de El cuento de la Doncella (Criada en algunas traducciones, The Handmaid’s Tale), y estaba ansiosa por escribir algo a raíz de la enorme motivación que me causó, pero faltaba una contraparte, ese empujón que me terminara de colocar frente a la computadora. Ese empujón vino el fin de semana, al terminar de ver la película El Profesor Marston y la Mujer Maravilla.

Dos momentos históricos, uno ¿real?, y otro ficticio a corto plazo. Ambos con temas muy similares matriarcado vs patriarcado, tabúes de sexualidad, procreación y crianza, fetichismos y fantasías sexuales, castración de la libertad y derecho humano de vivir con la pareja que se ama independientemente de su género; política, religión que deciden por el ser humano razo su forma de vida y comportamiento. En ambas se plantea un cuestionamiento implícito, hay un miedo severo a que la mujer sea empoderada y tenga poder de decisión en todo ámbito y sin embargo es la misma que también juzga y veta los derechos y decisiones de sus homónimas.

¿Es eso lo que te hace feliz? Le cuestionan a Olive durante la película al aceptar una relación “tradicional” con un hombre que decide por ella su futuro, y que claramente no ama. Christie Marston, nieta de William, desmiente a toda costa la relación lésbica entre sus madres, pero sigue siendo ante todo un modelo familiar no convencional y revolucionario para la época puritana estadunidense, donde solo religiones como la mormón y el islam, establecen una poligamia similar de fraternidad entre las esposas; no obstante los Marston, viven de esta forma fuera de toda convención religiosa, y de forma consensuada, lo que no disminuye el aporte revolucionario de su forma de vida, como marco histórico del cómic de la Mujer Maravilla.

¿Hay tanto miedo a que la mujer se empodere de su sexualidad y demuestre su intelectualidad? Referencias a matriarcados (matriarcado del latín māter, «madre»y del griego archein, «gobernar» refiere a un tipo de sociedad en la cual las mujeres, especialmente las madres, tienen un rol central de liderazgo político, autoridad moral , control de la propiedad y de la custodia de sus hijos) en la historia hay por doquier, pero muy pocos confirmados. Actualmente la antropóloga española Anna Boyé, describe en su documental:

“En la isla de Orango Grande, en el archipiélago de las Bijagós, frente a la costa de Guinea Bissau, hay una tierra donde las mujeres tienen todo el poder, donde se organizan en asociaciones que gestionan la economía, el bienestar social y la ley. Son ellas las que imponen sanciones, dirigen, aconsejan, distribuyen y se las respeta como dueñas absolutas de la casa y de la tierra.
Sólo se recurre a los hombres para el barbecho de los campos, la caza del mono y la pesca.

Los hombres reconocen la autoridad que el dios Nindo ha conferido a las mujeres, viven felices y en armonía. Muchos quisieran casarse pero tienen que esperar que la mujer deseada le proponga matrimonio. La mujer prepara un plato a base de conchas de mar que deja delante de la puerta del elegido. Comer o dejar la sopa es aceptar o rechazar la propuesta.”

La Mujer Maravilla viene de la Isla Temiscira (inspiración del relato griego de Diodoro, la historia de Hércules derrotando a las amazonas en Temiscira). Ella es una Amazona, El término deriva probablemente de un etónimo iraní, *ha-mazan-, ‘guerreros’, se tiene la teoría de ubicarlas en el Asia Menor como su primer origen. La historia griega está llena de sus referencias tanto en la literatura como en el arte plástico, pero las pruebas reales de la existencia de esta ciudad, son casi inexistentes. Se ha advertido que a lo largo de la historia y hasta el siglo XX en toda cultura, las amazonas han sido representadas como un adversario extranjero que amenazaba la masculinidad de los héroes. La figura de una guerrera femenina contradecía el estereotipo de la mujer sometida al hombre y recluida en el hogar. Por consiguiente, una meta clásica de los artistas y los escritores ha sido representarlas en escenas de derrota y humillación como forma de reafirmar la superioridad masculina. Las mujeres en La Doncella que no son “útiles” son llevadas a las colonias para una vida destinada a la extinción, o a uno de los prostíbulos llamados Jezabel, nombre bíblico para la reina “no exaltada” de la Biblia que promovió la prostitución y adoración de otros dioses paganos. Distintas religiones y el patriarcalismo, son fuertes en construir muros de conceptos de pecado, perversión, impureza y amenaza, alrededor de los ámbitos femeninos. Es así el tamaño del miedo.

PMWW_02816_R(l-r.) Rebecca Hall stars as Elizabeth Marston, Luke Evans as Dr. William Marston, JJ Feild as Charles Guyette and Bella Heathcote as Olive Byrne in PROFESSOR MARSTON AND THE WONDER WOMEN, an Annapurna Pictures release.Credit: Claire Folger / Annapurna Pictures

 

La familia Marston encaja más en una relación poliamorosa, tal como se presenta en el filme o de cierta poligamia, si es como la nieta lo defiende, pues ambas fueron embarazadas y procrearon con el profesor, con total acuerdo por todos y viviendo juntos por más de 4 décadas, sin una relación de pareja entre ellas sino más bien de hermanas.  El Poliamor significa tener más de una relación íntima, simultánea, amorosa, sexual (no necesariamente duraderas), con el pleno conocimiento y consentimiento de todos los amores involucrados, es un acuerdo. Mientras que cualquier relación polígama podría considerarse poliamorosa, no sucede viceversa, pues podría existir una relación poliamorosa entre solo dos personas. En otro sentido, el término poligamia es una manera codificada de matrimonio o unión múltiple, especialmente en bases religiosas o tradiciones. Es habitual el matrimonio polígamo, tener una segunda esposa en caso de esterilidad de la primera, acuerdos político-sociales y económicos, o como tradición. El Antiguo Testamento mostraba claramente que todos los patriarcas bíblicos eran polígamos. Entonces, qué es normal?

Estamos hablando una época donde hay una carencia de revoluciones feministas, y un crecimiento al puritanismo victoriano, que se alargará hasta entrados los 60’s, y perdura en esferas sociales actuales. Por lo tanto, los Marston fueron revolucionarios de cualquier forma que se mire o desvirtúe los alcances de sus relaciones íntimas. Tema muy interesante la historia de Defred en la Doncella, donde a raíz de la escasez y casi nula procreación a nivel mundial de la época actual, la esposa de un teócrata de clase alta propone como parte de la futura estructura de Gilead, el nuevo nombre de Estados Unidos, que se esclavicen a las mujeres fértiles, se les clasifiquen en castas de raíz feudal, y se supriman las libertades y derechos de la mujer, con tal aprobación, que ella misma, toda una mujer educada y de profesión será enclaustrada a su papel de la mujer en la sociedad medieval, y se reduciría a su función de madre y a su servicio a la procreación. Muchos de los altos mandos o sus mujeres sufren de infertilidad, teniendo Doncellas fértiles a su servicio por un espacio de tiempo limitado donde el acto sexual está disfrazado y limitado a un ritual religioso, donde la Doncella es usada simplemente como envase de fecundación, y doctrinada a responder positivamente a estas violaciones, y donde en el momento del coito la esposa está presente e inmovilizando a la Doncella. Los encuentros extraoficiales y por consenso entre los hombres y las Doncellas es castigado severamente con la muerte del mismo. Las mujeres no fértiles son enviadas a las colonias sociales bajas, o a lugares clandestinos de prostitución. Entonces urge una nueva revolución, que se va armando entre las mujeres de las castas menores, contra este sistema opresor. Se castra el amor, no existe el amor libre, la felicidad es subvalorada, en ambas historias, en nuestra historia aún. Debemos seguir siendo revolucionarios, no hay más.

“Ni siquiera las mujeres quieren ser mujeres mientras nuestro arquetipo de femineidad carezca de fuerza, fortaleza y poder… El remedio obvio es crear un personaje femenino con toda la fuerza de Superman más todo el encanto de una mujer bella y buena” (Marston, 1944)

El coito sexual, el parto, la procreación, y las relaciones no convencionales suelen estar llenos de tabúes. En la Edad Medieval, para evitar potenciar aún más el simbolismo de lujuria que la Iglesia asociaba a la figura femenina, se buscó legitimar las relaciones sexuales dentro del matrimonio a través de ensalzar sus objetivos meramente reproductivos. La escasa o nula presencia masculina durante el alumbramiento a lo largo de todo el Medioevo se debe al casi completo monopolio que las mujeres tenían en el campo de la ginecología y obstetricia en este período de la Historia. Aún en los 1940’s el ámbito de la sexualidad femenina era poco sabido, el empoderamiento era casi nulo, y el casarse y procrear eran la meta de toda mujer. El hombre trabaja, provee, y el mundo de las mujeres le es vetado por completo. Entender el comportamiento en relaciones humanas fue el gran aporte y apertura de las investigaciones de Marston, y que claramente en las viñetas de la Mujer Maravilla expone sin tapujos, un atrevimiento total. En La Doncella, las castas de Servicio son entrenadas por Mujeres, juzgadas por mujeres, y en los procesos de alumbramiento únicamente están las mujeres, desde lo médico al coro de mujeres que deben apoyar a la que da a luz; las que están al tanto de los procesos menstruales son las mujeres y son las que proveen los suplementos para su cuido. La matrona especializada en partos, igual que en el Medioevo, está para las clases altas. Y todo lo anteriormente explorado en la psicología y ciencia vuelve al oscurantismo para la manipulación y adoctrinamiento de la masa. Es la ciencia y el arte, los grandes motores sociales que conllevan a las revoluciones, y se unen en un cómic, qué mejor medio en la época de los 1940’s para provocar aperturas y brechas sociales y culturales. Un arte que fácilmente llega a las masas y puede ser descodificado por ellas. Cuál manifestación artística podría ser la nuestra? Para mí el cine, porque el otro arte está en museos y esos casi nadie los ve o sabe leerlos, en especial el conceptualismo moderno.

“Wonder Woman es una propaganda psicológica para el nuevo tipo de mujer que debería ser, en mi opinión, para gobernar el mundo”.

William Moulton Marston 

La Mujer Maravilla pelea contra nazis, y lucha por que la verdad sea la luz y nuestra ruta, y que el amor sincero y honesto nos lleva a la felicidad; Defred (June), lucha contra un sistema político y militar igual de radical en sus medidas, está en pie de lucha porque la verdad la condición de estas mujeres sea sabida por el mundo a toda costa, aún cuando hay Presidentas que están dispuestas a ignorar el dolor de mujeres esclavizadas, y solo buscan volver a sus seres amados, o poder escoger con total la libertad a quién amar, con quién disfrutar su sexualidad, cómo, cuándo y dónde. 

Medición del Comportamiento humano

(D)Dominio

(i)Influencia

(S)Sumisión

(C)Conformidad a Normas

En el Centro las Doncellas aprenden a convertir la natural resistencia al abuso en una natural sumisión. Después de un tiempo callando y bajando la cabeza, la sumisión se convierte en tu estado natural. El papel de Serena, la esposa del comandante teócrata con quien debe “acostarse” Defred, está basada en Phyllis Schlafly, la congresista que se opuso a la primera Ley de igualdad estadounidense porque “le robaría a las mujeres el maravilloso derecho de ser esposa y madre a tiempo completo en su casa a cuenta de su marido”. Defred, como todas las criadas, también está obligada a mantener relaciones sexuales con su comandante, y la esposa de éste debe sujetarla. Esta violación ritualizada recibe el nombre de “la ceremonia”. Los nombres reales de las Doncellas son negados y olvidados, pasan a ser objetos de propiedad de las familias, de los esposos, en el caso de June, de Fred, su comandante. Olivia hubiera sido parte de estas mujeres que se convierten en propiedad, donde sus decisiones son tomadas por su esposo, donde su vida está dictada por lo que quiere su esposo. ¿Esto te hace feliz?.

La Mujer Maravilla sabe que su poder también radica en su encanto tanto como en su lazo mágico, y que por medio de la sumisión, puede lograr obtener la verdad, salió entonces este lazo de prácticas de fetichismo sexual, del Shibari Japonés?

“El Shibari y el boundage son maneras de aprender a comunicarse con la pareja exponiendo la vulnerabilidad y la confianza para fortalecer la conexión. El bondage es una práctica erótica en donde se inmoviliza el cuerpo de la pareja. Shibari significa “atadura”, es un estilo japonés de bondage que implica atar siguiendo técnicas y líneas estéticas, usando cuerdas de fibras naturales.

El arte de las ataduras eróticas despierta un enorme interés en las parejas. Es sensual, amoroso e inquietante. En medio del acto sexual, el hombre, generalmente, desliza suavemente cuerdas de algodón sobre le cuerpo de la mujer, haciendo giros y nudos sobre su cuerpo hasta inmovilizarla. Dominación y Sumisión. Con sus orígenes en Hojōjutsu, un arte marcial que se basa en atar a un prisionero con una cuerda, y practicado durante siglos, el Shibari dió un giro erótico a finales del siglo XIX, principios del XX.

Una vez lograda la inmovilidad, comienzan los juegos en donde la vulnerabilidad es la clave. La persona atada recibe masajes eróticos, sexo oral o es penetrada, lo cual la lleva a que se concentre casi exclusivamente en el placer que recibe. Los diseños de las ataduras están ideados para favorecer y evidenciar la figura del cuerpo, resaltando las partes íntimas del cuerpo humano marcando exageradamente las curvas femeninas y la contorsión erótica de los cuerpos.

Cada nudo o enlace es colocado estratégicamente en puntos de acupuntura para estimularlos y aumentar la energía sexual.”

En los países occidentales, su difusión clandestina fue por medio de historietas, primero en la revista Bizarre y luego bajo la marca Nutrix, desde 1946 a 1955 en Estados Unidos.4​ Entre ellas, destacan las series “Gwendoline” de John Willie y Eric Staton y “Princess Elaine” de Eneg.4​ Este subgénero erótico decaería luego de la “detención y proceso de Irving Klaw, su promotor más importante. En las viñetas de la Mujer Maravilla de los 1940’s los referentes al Shibari, son claros, literales, donde incluso las expresiones de placer y disfrute son más que evidentes. Llegar a involucrar de formas tan detalladas esta temática, no solo debió requerir investigación, sino también una exploración personal y vívida. Que si bien pueda llegar a desvalorarse como teoría, no deja de ser inquietante el cómo se accedió a esta información en tiempos donde no era pública.

El Profesor Marston en una prueba del Detector de Mentiras
El Profesor Marston en una prueba del Detector de Mentiras

De otros artículos se desprende que, el profesor Marston nunca fue amenazado con despidos en su trabajo a raíz del cómic, pues siempre fue muy hábil para defender su trabajo y los cómic se vendieron de gran forma. El detector realmente nunca tuvo como invento su etapa de conclusión y éxito. De las declaraciones de Christie la nieta de Marston desmiente la relación poliamorosa; también académicos y fans desmienten la relación lésbica entre Olive y Elizabeth, quienes solamente vivían amigablemente bajo el mismo techo. Pero muchas de las investigaciones del profesor, tratan el tema del lesbianismo y afines, así como del sexo entre mujeres, presentándolo como normal y saludable y con finas descripciones. Pero las evidencias apuntan que lo fueron, y la filosofía del profesor y de ellas, de mujeres poderosas, amorosas, en control de sus deseos, donde lo diverso de las posibilidades eróticas pueden ser divertidas, disfrutables y excitantes, y no deben ser causantes de vergüenza o peligrosidad, son más que obvias. La Iglesia aún con su flexibilidad actual no se abre tanto y culturalmente estamos luchando ante siglos de tradiciones y convicciones. Yo me pregunto, porqué ponemos tantos límites a nuestra propia felicidad? Qué es normal? Estamos en crisis tan dispuestos a mandar por la borda lo que nos ha costado tanto hacernos entender? Es tanto el miedo?

Le preguntan a la Mujer Maravilla en la reciente Liga de la Justicia: – Qué eres? y ella responde – Soy una creyente… me imaginé al profesor Marston detrás sonriendo y a las dos madres de esta heroína unidas en un abrazo infinito, orgullosos los tres de una hija que se vuelve a levantar fuerte en los 2000, pidiendo una nueva revolución.

(Izquierda a Derecha) William Moulton Marston, H. G. Peter, Sheldon Mayer, Max Gaines 1942 (Photo: Wikipedia)
(Izquierda a Derecha) William Moulton Marston, H. G. Peter, Sheldon Mayer, Max Gaines 1942 (Photo: Wikipedia)

Este es un articulo escrito por Ana Gabriela Brenes Araya. Prohibida su reproducción total o parcial sin permiso de la autora.