Les agradezco que se detengan unos minutos, para leer esta poco elaborada opinión, pero en ocasiones el adorno lingüístico puede ser todo un embrollo cognitivo y la claridad de las ideas se expresan mejor con poca verbo gracia.

Pues en esto del pensamiento o las posiciones políticas la cosa es compleja, una carajada, como decimos los costarricenses, bien jodida, pues ante la eventual guerra mediática propiciada por unos grupos de interés, las personas han comenzado a tomar posiciones radicalmente extremas.

Algunos lectores y amigos, piensan que como editor de Revista Íkaro, debería enfocarme en lindos articulitos (con énfasis en culitos), cobertura de actividades culturales o que solo se publiquen cuentos cortos y poemas, etc. Jamás tomar partido.

Pero no hay nada más lejos de la realidad sin piensan que Íkaro es una publicación de variedad, pues si el arte en todas sus manifestaciones no fuera subversivo, provocador del colectivo o que busca abrir el pensamiento, no sería parte de la cultura, sino simplemente un mero entretenimiento o un adorno muy bonito, como sucede con las pinturas comerciales. De ser así, mejor empiecen a leer la sección de espectáculo de cualquier periódico y no esta revista.

La cultura es muy amplia, y no se resume a lo artístico o creativo, si no abarca la ciencia, la historia, la filosofía, la política, en fin todo aquello que nos ha tomado tiempo llamarlo humanidades.  Ante la postura anterior el término contracultura es un concepto errado, para definir a Revista Íkaro…cuando me preguntan qué es, suelo  decir que es una publicación malcriada.

En cuanto a mí (y odio hablar de mi), como un editor que deja siempre marca a su publicación, es evidente que tengo cierta postura, poco entendible para usted querido lector. Muchos me tratan de comunista, chavista, etc., etc., quizás por mi participación en el partido Frente Amplio de corte de izquierda. Pero debo comentarles que en esta opinión personal no voy a explicarles nada sobre el comunismo o el chavismo (corrientes de pensamiento con las cuales no milito) o busco adoctrinarlos para que se unan a un grupo político…ustedes están grandecitos para escoger lo que mejor crean.

Vengo a plantearles o lanzarles una bola al aire, y si varios de ustedes son como yo, que se preocupan por tener una educación gratuita y de calidad, salud social para todos, servicios públicos accesibles, que desean tener libertad para expresarse, vivir en un territorio ecológico y viable, tener trabajo de calidad, donde no pases tu vida ganando lo mínimo para vivir, donde se busque el progreso, no solo el propio, si no la de tu vecino, aunque no lo conozcas. Entonces les pregunto, ¿cuál piensa usted que es mi línea de pensamiento político?…pues simple, soy un puto ser humano.

Pues como ser humano me preocupan muchas cosas y  siento la empatía con la naturaleza, los animales y las personas (aunque en ocasiones uno deseara oprimirle el cuello a unos cuantos). Igual que me dan  rabia las injusticias, el hambre, el fanatismo, la xenofobia, el machismo, la homofobia, …dije que soy humano, no Jesucristo, ¿verdad? – pero también me provocan las posturas incoherentes e irracionales, ser tolerante no quiere decir “guarde silencio”.

Muchos hoy día solo se limitan a estar diciendo que la izquierda es el diablo, que la derecha es corrupta, que el centro no hace nada…parece una narración de futbol, no el pensamiento racional y crítico de una sociedad civilizada.

Sé por experiencia propia que ayudar y tratar de hacer cosas positivas brinda decepciones, críticas y envidias. Te miran con desconfianza creyendo que tienes algún interés oscuro…pero les soy sincero, ¡Claro que tengo intereses!…pero no son intereses mezquinos.

Mi posición es clara, la línea de pensamiento de esta publicación también, ahora sea claro usted en su camino y si quiere que algo cambie, tome usted la iniciativa, pero si no desea el estrés del trabajo comunal o social, entonces quédese en su casa, participando de charlas sosas y carentes de sentido en feizbuk, mientras engorda por la comida chatarra y esquiva la realidad entre cuatro paredes.

 

José Ricardo Carballo - Bajo su propio riesgo

2 thoughts on “Cuál es mi posición”

  1. Pienso que el planeta en general está entre encrucijadas – observo la gente y es como ver una pintura de Renoir que presiente la guerra y, pintando su ‘impresión’ de la superficialidad de la gente sumida dentro de un júbilo destinado a terminar y a convertirse en pesadilla. Así estamos, como en tiempos de pre-guerra.

    Para mi la única alternativa en partidos políticos es el FA – No por ser un partido de izquierda sino mas bien, por ser un partido que no ha estado muy involucrado en asuntos oscuros o de clara corrupción como los otros partidos, gobiernos, y gobernantes pasados. Veo a Costa Rica perdiendo todo aquello que me hizo sentir orgullosa de ser tica residente y ciudadana del extranjero. Estas pérdidas asustan y duelen por representar – no un adelanto – pero sí un cierto bailoteo hacia atrás que significa la pérdida de lo logrado. Las mayorías están ‘alborotadas’ y no saben qué hacer. Al fin y a cabo somos una sociedad que no conoce de ejércitos que obligan a la acción o ‘no acción’ y, si somos una sociedad auto-disciplinada, en el presente y a fuerza de las injusticias del gobierno, nos han convertido en una sociedad de agresores pasivos – sin derecho a soñar, y menos pensar ‘fuera del cajón’. Enseñaron a la población a tener buena memoria pero no a pensar, no a analizar, no a digerir la realidad, pero si a creer en lo que dicta lo aprendido de memoria que se viene repitiendo como un disco rayado desde los 60’s. Gran parte del pueblo está adoctrinado.

    A mi parecer, todos tenemos que responsabilizarnos a nivel local. Todos responsabilizarnos individualmente primero, familiarmente después y, responsabilizarnos por nuestro entorno local. Se necesitan programas que difundan esta clase de acción cooperativa y pro-activa con ejemplos, con modelos, con centros de acción comunitaria donde los valores que forman personas de buena voluntad, se susurren a los oídos del pueblo como un credo. Porque los gobiernos han sido corruptos y, el modelo de corrupción es el modelo presentado al pueblo, aprendido por el pueblo. El FA amplio tiene que desplazar su mensaje no como un virus sino como una corriente de acción que llegue a toda clase de entornos, y lo toque todo con buenas acciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.