• Primera vez en 40 años que CNT y TNT realizan montaje conjunto
  • Totalidad del elenco son personas egresadas del TNT

San José, Costa Rica. Para celebrar el 40 aniversario del Taller Nacional de Teatro se escogió a un clásico Romeo y Julieta de William Shakespeare para realizar el montaje con un elenco integrado por personas egresadas del taller. Se trata de  una  coproducción entre la Compañía Nacional de Teatro (CNT) y el Taller Nacional de Teatro (TNT), instituciones del  Teatro Popular Melico Salazar, cuyo estreno  es este  jueves 10 de agosto de 2017, en el Teatro de La Aduana– Alberto Cañas.

Mediante un acuerdo entre las directoras de ambas instituciones, Tatiana Chaves de la CNT como  Lianne Solís del TNT acordaron que en ocasión del aniversario del TNT,  se  realizaría un montaje de un texto clásico que tuviera vigencia al día de hoy y que  permitiera desplegar todos los recursos que ha desarrollado el Taller Nacional de Teatro en estos cuarenta años de labor pedagógica.

Bajo esos criterios se escogió   Romeo y Julieta de William Shakespeare, que permite un fuerte trabajo actoral en el que forman equipo reconocidos profesionales de la escena nacional -egresados del Taller- con docentes y estudiantes de la generación 2016 que cursan el  segundo año de carrera.

De acuerdo con la CNT, la puesta busca acercar a un público joven a un texto clásico, con una adaptación y   una serie de recursos en escena,  que permitan  a  los jóvenes encantarse de la magia del teatro. Es una puesta contemporánea, con una resolución de la plástica escénica no realista, además toda la música de la obra es ejecutada en vivo por los mismos actores. El área corporal destaca en las coreografías de bailes y batallas. Con la escenografía se hace un “homenaje” al cubo como elemento indispensable en toda escuela de teatro y, todos los ambientes de la obra se recrean con cubos y los cuerpos de los intérpretes.

En escenario.

La obra reúne  a más treinta y cinco intérpretes  sobre el escenario lo que le confieren a la obra gran fuerza interpretativa. En los papeles de Romeo y Julieta se cuenta con el trabajo actoral de dos jóvenes actores  egresados del TNT: Ilse Faith y Fabricio Fernández. En el papel del ama, una egresada muy reconocida, la actriz Marcia Saborío.  El actor Antonio Rojas, egresado también, quien protagonizara recientemente en la CNT la obra Panorama desde el Puente, es otro de los actores que componen el elenco.  También se unen al elenco: Sergio Masís, Luis Rodrigo Durán, Miriam Calderón, Wilburg Carvajal, Wilson Ulate, José Víquez, Juan Carlos Vega y William Hernández, Diego Soto, entre otros.

El texto de Shakespeare fue adaptado y dirigido por el dramaturgo Melvin Méndez y la asistencia de dirección está a cargo de la profesora Floribeth Jiménez. La composición musical es creación de los profesores Alfredo Rivera y Ernesto Raabe, y se cuenta en la parte de producción con profesionales  muy reconocidos como  Carlos Schmidt en la escenografía, Rolando Trejos en el vestuario, Nereo Salazar en las luces, Karla Calderón en la utilería y Fernando Soto en Peluquería.

Tatiana Chaves directora de la CNT, explicó que este montaje “es un proyecto conjunto entre las dos instituciones que han trabajado muy cercanas en los últimos años, ambos bajo la coordinación del TPMS. Se escogió el título de Romeo y Julieta porque es un texto potente, pero que también fuera contemporáneo a nivel de mensaje y que tuviéramos la posibilidad de mostrar el trabajo que se hace en el taller desde los diferentes frentes. Como el trabajo corporal,  musical y actoral”.

Chaves destacó que “es la primera vez en cuarenta años que el Taller hace una coproducción con la CNT y también importante porque desde la CNT es un montaje absolutamente profesional y donde ambas instituciones aportamos recursos.

Es una manera de ir fortaleciendo la colaboración interinstitucional, importante para permitir la permanencia de ciertos proyectos dentro de la CNT”.

En criterio de la directora, Romeo y Julieta “es un montaje que hace referencia a una época en donde Shakespeare ubica la pieza Romeo y Julieta, pero sin embargo, hay un trabajo de la parte creativa, desde la parte de la concepción de Melvin Méndez, porque es una gran y hermosa metáfora que nos plantea el dramaturgo Shakespeare en relación con lo que viven los jóvenes dentro de ciertas sociedades, que no necesariamente tienen su ojo vuelto hacia esa juventud sino que estamos focalizados en viejas rencillas, en odios rancios que a veces no tienen mucho sentido y son los jóvenes los que pagan esas consecuencias.  De ahí la importancia de llevar esta obra a escena porque nos llama la atención para que  volvamos la mirada hacia esos jóvenes que son casi niños  pero que a veces en medio del corre corre nuestras sociedades contemporáneas olvidamos prestar atención a su voz con la necesidad y la seriedad que ellos requieren de parte de nosotros”.

Según Chaves el TNT tiene una estrecha relación histórica de 40 años con el Ministerio de Educación Pública, ya que brinda capacitación a docentes, por lo que  se invitó a grupos del MEP a  asistir a las funciones que están abiertas al público.

La obra.

La historia de Romeo y Julieta tiene antecedentes en la mitología y literatura griegas y en algunas leyendas medievales. Durante los siglos XV y XVI fue objeto de múltiples versiones, pero fue Shakespeare quien le infundió una pasión y un dramatismo inéditos hasta entonces y que han contribuido a mantener la leyenda en la memoria colectiva. En Verona, dos jóvenes enamorados, de dos familias enemigas, son víctimas de una situación de odio y violencia que ni desean ni pueden remediar. En una de esas tardes de verano en que el calor inflama la sangre, Romeo, recién casado en secreto con su amada Julieta, mata al primo de ésta. A partir de ahí Shakespeare desencadena la tragedia y precipita los acontecimientos, guiados por el azar y la fatalidad. Pero la muerte de estos dos enamorados logra finalmente la ansiada paz en Verona.

 Sobre la vida de William Shakespeare

El 26 de abril de 1564, en el sexto año del reinado de Isabel I de Inglaterra, fue bautizado William Shakespeare en Stratford-upon-Avon, un pueblo del condado de Warwick, orgullosos todos ellos de su iglesia, su escuela y su puente sobre el río. Uno de estos era John Shakespeare, comerciante en lana, carnicero y arrendatario que llegó a ser concejal, tesorero y alcalde. No se tiene constancia del día de su nacimiento, pero tradicionalmente su cumpleaños se festeja el 23 de abril, tal vez para encontrar algún designio o fatalidad en la fecha, ya que la muerte le llegó, cincuenta y dos años más tarde, en ese mismo día.

El 28 de noviembre de 1582, cuando tenía 18 años de edad, Shakespeare contrajo matrimonio con Anne Hathaway, de 26, originaria de Temple Grafton, localidad próxima a Stratford. Al parecer que había prisa en concertar la boda, tal vez porque Anne estaba embarazada de tres meses. Tras su matrimonio, apenas hay marcas de William Shakespeare en los registros históricos, hasta que hace su aparición en la escena teatral londinense. El 26 de mayo de 1583, la hija primogénita de la pareja, Susanna, fue bautizada en Stratford. Un hijo, Hamnet, y otra hija, Judith, nacidos mellizos, fueron asimismo bautizados poco después, el 2 de febrero de 1585; Hamnet murió a los once años, y solamente llegaron a la edad adulta sus hijas.

Hacia 1592 Shakespeare se encontraba ya en Londres trabajando como dramaturgo, y era lo suficientemente conocido. Pronto se convertiría en actor, escritor, y, finalmente, copropietario de la compañía teatral conocida como Lord Chamberlain’s Men, que recibía su nombre.

Sus obras  de teatro más reconocidas y montadas en todo el mundo: Sueño de una noche de Verano; Otelo; Romeo y Julieta; Hamlet; Ricardo Tercero; Mucho ruido y pocas nueces y La Tempestad.

 

 

José Ricardo Carballo - Bajo su propio riesgo